Hoy hemos realizado en la Academia Socrática la sesión inaugural de Gymnos Retórica. En compañía de un grupo de personas comprometidas con su desarrollo personal, hemos aprendido a comunicarnos mejor.

El aprendizaje, si es compartido, es mucho más efectivo, perdurable y significativo. Hemos tenido nervios, hemos pasado vergüenza, nos hemos reído, hemos superado nuestros límites, hemos conocido a valiosas personas…

Quiero enviar un enorme agradecimiento a todos los que habéis compartido este momento: Almudena, David de Cos, David Blanco, Julio, Charo Jiménez, María José, Curro, José Luis y Charo Fraile. Ha sido genial haber tenido una experiencia tan constructiva con todos vosotros.