Coaching como solución para las empresas en Expansión

En la edición del diario económico Expansión, referente informativo para las empresas de España, este sábado 6 de abril de 2013 se le dedican dos páginas completas al coaching con el título “busca un entrenador para ser un profesional de alto rendimiento“.

El artículo nos ofrece una perspectiva de la situación del sector en nuestro país y explica los aspectos básicos de esta metodología, cada vez más aceptada entre las empresas orientadas a la mejora de sus resultados y adaptación a la nueva realidad económica. Este artículo es un indicador clave de la consolidación del coaching como una práctica cada vez más aceptada entre las mejores empresas españolas.

Algunos fragmentos destacables del artículo:

“Un 92% de los ejecutivos ha tenido o piensa tener un coach que desarrolle el liderazgo y mejore la eficiencia de sus empleados en su empresa.” – Odgers Berndston

“El coaching es el método más adecuado para potenciar los valores de un equipo que debe ser ejemplo de liderazgo para la compañía e impulsar con ello el plan estratégico de la organización.” – María García

“La esencia del coaching es el descubrimiento de nuevas oportunidades para gestionar las distintas facetas de la vida de una manera más inteligente desde la perspectiva humana.” – Luis Huete

“Antes de iniciar un programa es fundamental fijar un objetivo: qué resultados se quieren obtener. Y a partir de ahí empezar a trabajar para descubrir cuáles son las carencias y las fortalezas del individuo o del equipo para conseguirlo. Esta metodología sólo funciona si está alineada con la estrategia empresarial.” – Juan Carlos de la Osa

“La empatía con el coachee es un elemento fundamental para garantizar el éxito del proceso. Si no existe química entre ambas partes implicadas, ya sea una persona o un grupo, el proceso está abocado al fracaso.” – Santiago Álvarez de Mon

También considero imprescindibles las columnas en las que se analizan aparte los factores a tener en cuenta antes de contratar un proceso de coaching y la radiografía del sector de coaching basada en el Estudio Mundial del Coaching de 2012 de ICF.

coaching sevilla

El coaching comenzó en los años ’70 como una metodología de entrenamiento mental para deportistas de élite.

En mi opinión personal, éste es el artículo de prensa sobre coaching más completo que he leído hasta la fecha. Pero la principal diferencia respecto a los anteriores es que en este caso se analiza esta profesión como una realidad actual en muchas empresas, en vez de hacerlo como un novedoso descubrimiento.

Siempre he defendido que el principal aval de esta metodología es su eficacia. Su diferencia radical frente a otras prácticas, como la formación o la consultoría, es una de las claves del éxito del coaching.

Las empresas pueden conseguir enormes beneficios de la introducción del coaching en sus equipos. El estrés, los bloqueos comunicativos o emocionales y la indecisión e imprecisión de los objetivos estratégicos provocan enormes pérdidas en la productividad y los resultados de las organizaciones. El coaching puede aportar una solución rentable, porque una de sus principales características es que genera procesos de mejora en las empresas que, cuando están bien hechos, son asumidos como propios y se desarrollan en el tiempo sin dependencia profesional del coach.

Desde Asesoramiento Empresarial, consultora sevillana con la que colaboro para la creación de soluciones integrales para empresas, podemos poner al alcance de muchos empresarios de Sevilla el coaching, de forma mucho más económica y asequible que las tarifas planteadas en el artículo, que se basan en los mercados ejecutivos de Barcelona y Madrid. Si tienes más interés en conocer el coaching, te invito a que te pongas en contacto conmigo directamente y descubras alguna de las formas en que puedes probarlo como, por ejemplo, con una invitación gratuita para el taller de entrenamiento de habilidades de comunicación en público que realizaremos el próximo sábado 27 de abril en la Academia Socrática.

29 maneras de entrenar la creatividad

He encontrado este vídeo por twitter en el que se ofrecen veintinueve formas de mantener la creatividad. Personalmente, mi definición favorita de creatividad es la que la entiende como la solución a problemas para los que no tenemos normas previas o instrucciones. La creatividad ejecutiva y solucionadora necesita de una serie de condiciones que favorezcan el pensamiento lateral y la inteligencia interpersonal, y las ideas que nos da este vídeo pueden ser de mucha ayuda.

1. Hacer listas: la mejor forma de trabajar con las ideas es sacarlas de la cabeza y, con la mente despejada, poder trabajar con ellas como objetos manipulables.

2. Llevar una libreta a todas partes: nunca sabes dónde vas a encontrar las ideas y, aunque parezca difícil, las buenas ideas se pueden perder tan fácilmente como llegan.

3. Probar la escritura libre: simplemente déjate llevar.

4. Alejarse del ordenador: ser creativo con el ordenador es como cocinar con el microondas, las buenas ideas se cuecen a fuego lento, con lápiz y papel.

5. Dejar de machacarte: trabajar bajo presión no te hace más creativo, sino más crítico, tampoco ayuda nada maltratarse psicológicamente.

6. Hacer descansos: la mente funciona mejor si se intercalan periodos de intenso trabajo mental y descansos breves que permitan respirar al cerebro.

7. Cantar en la ducha: es como la escritura libre pero más divertido.

8. Beber café: un pequeño estímulo a la vez que una forma de regalarse un momento de placer, a la vez que una oportunidad para intercambiar ideas con otras personas.

9. Escuchar música diferente: una manera bastante asequible de explorar nuevos caminos entre los patrones mentales.

10. Ser abierto: no se trata de una acción sino de una forma de vida, ser receptivo a todo lo que puede llegar te llenará de recursos creativos.

11. Rodearte de gente creativa: todo se pega, y lo bueno también.

12. Conseguir feedback: aunque tu ego sufra, siempre será mejor escuchar las opiniones de otras personas sobre tus ideas, sobro todo si te has trabajado el punto anterior.

13. Colaborar: en lo que creatividad se refiere, uno más uno siempre será más que dos.

14. No abandonar: no te rindas si no te sale a la primera, o a la segunda, ni siquiera a la tercera, la creatividad no es un don, es un resultado.

15. Practicar: nadie nace sabiendo, la mejor forma de ser un experto es practicar mucho.

16. Permitirte equivocarte: después de acertar, es la mejor forma de aprender que existe.

17. Ir a algún sitio nuevo: abre tus mapas mentales y las fronteras de tus pensamientos.

18. Contar tus bendiciones: si tienes presente las cosas buenas que hay en tu vida estarás mejor preaparado para aportar más cosas buenas al mundo.

19. Descansar mucho: dale a tu cuerpo el tiempo necesario para recargarse.

20. Asumir riesgos: no se pueden tener experiencias novedosas sin salir de la zona de comodidad.

21. Romper las reglas: es fundamental tener la sabiduría suficiente para saber relativizar toda norma relativa al proceso creativo.

22. No forzarla: la presión va a hacer que se comprima, para que la creatividad se expanda necesita espacio libre.

23. Leer una página del diccionario: el diccionario es una herramienta sorprendente, prueba a abrirlo por una página al azar y verás.

24. Crear un sistema: la sistematización te permitirá automatizar los procedimientos no creativos para centrarte en aquellos que sí lo son.

25. Dejar de intentar ser perfecto para alguien: si la motivación para ser creativo no tiene que ver con la propia creatividad en sí, tendrás el foco puesto en el área equivocada.

26. Escribir las ideas que se tienen: pon todo por escrito en un lugar que estés seguro que vas a revisar más adelante y tu mente permanecerá despejada para seguir trabajando creativamente.

27. Limpiar tu espacio de trabajo: La creatividad se siente más cómoda en un espacio ordenado, el vacío la invita a salir a llenarlo.

28. Divertirte: si te tomas en serio la creatividad, trabaja de verdad con tu estado anímico para tener el mejor humor posible, cuando disfrutas haciendo algo lo haces más y mejor.

29. Acabar algo: empieza a atar los cabos sueltos en tu vida para motivarte a seguir completando cosas.

Niveles de apoyo en el Coaching: los seis roles del coach

coaching sevillaA lo largo de un proceso de coaching, las funciones del coach van cambiando pasando por una serie de etapas, de forma progresiva o saltando de una a otra según sea más adecuado para el cliente. Personalmente, siempre he priorizado la adaptación al estado del cliente que el seguimiento de procedimientos prefijados.

La evolución del proceso tiene un eje específico basado en los objetivos que se quieren conseguir, lo que sería el método GROW aplicado al proceso completo. Sin embargo, de la mano de Robert Dilts, he descubierto una serie de roles que el coach puede ir asumiendo durante el proceso y que en la mayoría de los casos siguen un órden lógico, al fundamentarse en unos niveles de apoyo para el aprendizaje y el cambio. Entre todos ellos marcan una hoja de ruta que puede ser muy útil para la contextualización de las distintas sesiones que componen un proceso completo.

Los seis roles del coach son:

1.- Cuidador y guía: Un guía es alguien que te lleva por un camino que ya ha realizado, aquí estriba la importancia de que el coach conozca el proceso como coachee, que haya tenido la experiencia de haber sido acompañado en un camino de crecimiento personal. Como cuidador, el coach dispondrá un entorno seguro y que ofrezca apoyo para iniciar el proceso de coaching.

2.- Entrenador: Este es el aspecto más esencial del coaching, la preparación del cliente para conseguir sus objetivos, mediante la extracción y refuerzo de sus habilidades, partiendo de la toma de conciencia y la generación de autocreencia.

3.- Maestro: Un coach no es un formador, pero en ocasiones, la manera más práctica de desarrollar capacidades cognitivas es ofrecer esquemas mentales nuevos que puedan servir de referencia antes de explorar nuevas estrategias.

4.- Tutor y mentor: El cliente es agogido por el tutor de forma personal en un proceso de aprendizaje orientado a su propio descubrimiento. Como mentor, el coach influye a su cliente a nivel inconsciente mediante su ejemplo y modelado a todos los niveles, pero especialmente en el de los valores.

5.- Patrocinador: esta función consiste en reconocer y aceptar la identidad de la persona a la que se le ofrece coaching, animándole a superarse a sí mismo y poniendo a su alcance recursos la para la consecución de sus objetivos.

6.- Despertador: el despertar en el coaching se produce en el nivel de la visión, la misión y el espíritu. El coach ofrece contextos y recursos para esta experiencia y acompaña con su propia integridad y coherencia, conectando sus propia misión con la del cliente.

Cada nivel de apoyo requiere una cualidad distinta por parte del coach, así como unas herramientas específicas. Pero el Coaching, con “C” mayúscula, necesitas que todas intervengan, de forma complementaria, en el proceso. Este nivel de compromiso es una de las cosas que hacen de esta metodología algo completamente diferente a todo lo que se ha conocido antes.

PD: Durante las próximas semanas iré desarrollando cada uno de los roles de forma individual para profundizar en ellos.

Cinco cosas que hemos aprendido en 2012 sobre cómo funciona el cerebro

coaching sevillaRecién terminado 2012, podemos revisar un puñado de descubrimientos científicos que han marcado el avance en los conocimientos sobre nuestro misterioso órgano pensante. Para los más investigadores, en Psycology Today podéis encontrar los enlaces a todos los estudios científicos en los que se basan las conclusiones sobre cómo funciona el cerebro que resumo a continuación.

1. No te conoces tan bien como te crees

Aparentemente, nadie se conoce mejor que uno mismo. Sin embargo, son tantas las acciones, emociones e incluso pensamientos que realizamos de forma inconsciente, que muchas facetas de nuestra personalidad son mejor observadas por las personas que nos rodean que por nosotros mismos.

Cuando se realiza un trabajo de autoconocimiento, como el que se da en un proceso de coaching, se toma consciencia de muchas de estas cosas que pasaban desapercibidas. Y entonces se pueden comprender las cuasas de muchas reacciones de nuestro entorno de las que no nos sentíamos responsables.

En definitiva, no se puede llegar a un autoconomiento completo desde uno mismo, sino que se necesita el reflejo que pueden ofrecernos las personas que nos rodean.

2. ¿Tienes un problema? ¡Distráete de él!

Ya se sabe que para conseguir ideas es mejor que el cerebro esté en calma. Sin embargo, se ha descubierto que distraerse brevemente de un problema justo después de pensar en él ayuda a encontrar mejores soluciones. Esto sucede con aquellos problemas que son bien grandes y requieren un enorme esfuerzo mental para tener en cuenta todos los factores que intervienen en él. Si después de pensar en el problema, pensamos en alguna otra cosa (no se trata de descansar, sino de cambiar el foco de atención) los mismos circuitos neuronales que trabajaban con el problema pasan a funcionar en modo inconsciente. Y desde ese nivel, se consigue establecer muchas más conexiones y asociaciones mentales que, cuando retomamos el problema, nos permiten encontrar soluciones sorprendentes que antes parecían impensables.

3. Somos más creativos cuando pensamos sobre otros

Siempre ha parecido ser más fácil dar consejos a los demás que a uno mismo, ahora se ha descubierto porqué es así. Cuando se trata de encontrar soluciones creativas a un problema, se consigue más si se piensa que el problema le está sucediendo a otra persona que si pensamos que somos nosotros los que lo tenemos. Esto fundamenta una de las técnicas más habituales en coaching, que es salir de nosotros mismos o de la propia situación problemática para observarnos desde fuera.

4. No es una siesta, es una mejora de la productivdad

No es nada nuevo hablar sobre las bondades de la siesta, pero se han hecho descubrimientos que aportan nuevas perspectivas sobre la mejora general de la productividad que ofrece la realización de descansos efectivos después de un esfuerzo mental intenso y prolongado. Sin embargo, no se trata de normalizarla. Una pequeña siesta es efectiva después un tiempo de trabajo mental intenso independientemente de la hora del día. Pero si nuestro esfuerzo mental se mantiene estable durante largo tiempo en lo que se suele llamar “la zona”, es mejor mantenerse activo que forzar un descanso que puede ser contraproducente.

Lo más interesante es que se ha demostrado que dormir después de aprender algo mejora la capacidad de recordarlo.

5. Optimiza tus ritmos

Hace tiempo que se sabe que conviene adaptarse a los propios ciclos circadianos. Lo que se ha descubierto es que existen momentos concretos del día para determinadas tareas. Por ejemplo, la mayoría de las personas sacan más provecho de operaciones que implican un pensamiento crítico a las últimas horas de la mañana. Y las primeras horas de la tarde, en que el cuerpo entra en un ligero estado de somnolencia, son perfectas para el pensamiento creativo.

En conclusión, se refuerzan los fundamentos científicos que destacan el importante papel del inconsciente en nuestros procesos mentales más ligados con la productividad y la eficacia. En lo que se refiere al coaching, es un refuerzo de los principios sobre los que trabajamos, puesto que una de nuestras principales funciones es ayudar a las personas a hacerse conscientes y responsables de sus propios procesos de pensamiento y aprendizaje, liderando la mente hacia objetivos basados en sus valores.

Pensamientos tóxicos

¿Sómos responsables de los pensamientos que nos entran por los oídos?

Hace un par de días, pasando por un lugar donde había mal olor, alguien cerca mía se  quejó de lo cargado del ambiente. De manera natural y directa le dije “cierra la nariz”. Me gusta el humor absurdo (en mi último cumpleaños me regalaron el mítico Monty Phyton Flying Circus), y tan absurdo como lo que le dije me resulta el hecho de quejarse gratuítamente en aquellas situaciones sobre las que tenemos escaso o nulo poder de influencia, sobre todo cuando son transitorias.

La Naranja Mecánica de Stanley KubrickLos párpados son magníficos, si hay algo que no queremos ver, sólo tenemos que cerrarlos, a no ser que estemos internos en un centro de reprogramación mental de un futuro imaginario de Stanley Kubrick. Sin embargo, hay otros agujeros sensoriales por los que no tenemos apenas opción de evitar que la información entre a nuestro cerebro. Aunque nuestro cerebro se defiende de esto con la percepción selectiva, capaz de anular aquellas señales que se mantienen constantes en nuestro entorno, es difícil evitar que en ocasiones se nos cuelen algunas cosas que no queremos tener dentro.

La gestión de la contaminación informativa es principalmente un trabajo preventivo. Podemos decidir dejar de exponernos a aquellas situaciones en las que prevemos que podemos ser alcanzados por estímulos negativos. En mi caso, por ejemplo, he dejado de exponerme a la influencia de los magazines propagandisticos disfrazados de actualidad informativa que se televisan sincronizados con las horas del comer. De vez en cuando, me sirvo algún resumen de titulares para no perderme en las conversaciones y gestiono mi propia agenda informativa para profundizar, cuando quiero, en aquellos temas que más me interesan. Y sobre todo, leo a pesonas que me ofrecen perspectivas del mundo que me permiten ampliar la mía. Pero me niego a refrendar con mi espectación el negocio del pesimismo y la victimización.

¿Pero que podemos hacer cuando la victimitis (culpas, quejas y justificaciones que nos inmovilizan y anulan nuestra responsabilidad y poder de influencia) nos contagia a través de las personas que más queremos? Ayer me sucedio esto mismo, y es por eso que hoy lo escribo.

Terminamos una excelente sesión de Gymnos Retórica, en cuyo grupo de entrenamiento estaban algunos amigos, y nos quedamos a almorzar juntos para celebrar la vida y la amistad. Y la convesación avanzaba ilusionantemente, compartiendo experiencias, proyectos y emociones. Y como no, pensamientos. Y que conste que no tengo nada en contra de compartir pensamientos. Pero llegó un momento en que los pensamientos tomaron el camino de la queja, en forma de crítica social y política y análisis pesimista de “la realidad”.

Los primeros pensamientos tóxicos se me colaron sin darme cuenta siquiera, incluso yo mismo los reforzaba comentando y aportando mi opinión al respecto. Pero las alarmas, cada vez más entrenadas, no tardaron mucho en saltar. Y entonces hice lo que quizá hace tiempo no hubiese hecho. Les planté cara y me jugué la amistad, pidiéndoles antes permiso para hacer esto mismo, y les expliqué lo que estaba percibiendo y que me negaba a exponerme a unos pensamientos que podían influirme negativamente, envenándome a nivel subconsciente.

Tuve que luchar un poco contra el argumento de que se estaba hablando de “hechos”, para lo que tuve que recurrir al absurdo con una de las mejores formas que conozco para cuestionar creencias. “¿Mañana va a salir el sol? ¿Esto es un hecho o una creencia?” Fue algo poco habitual, extraño en una conversación entre amigos y, según se mire, maleducado. Pero conseguimos que el círculo del amor diera una vuelta más y la confianza y aprecio mutuos fue mayor que la diferencia de puntos de vista. Ellos mismos me agradecieron más tarde la intervención reconociendo que tampoco les gustaba a dónde estaba yendo a parar la conversación.

La tarde siguió, y el almuezo se transformó en café y volvimos a conversar de experiencias y proyectos, de competencias personales y planes de negocio, de emprender y crear cosas nuevas. Y en esas conversaciones sí que quiero estar, porque me llenan de oxígeno mental para que mi cerebro respire sano y feliz.

Si nos hacemos responsables de los pensamientos que queremos incorporar a nuestra vida, podemos aumentar nuestro círculo de preocupación y, por consiguiente, aumentar nuestra influencia en nuestro entorno. Tal vez con ello ayudemos incluso a otras personas a evitar la contaminación en forma de pensamientos tóxicos que nos rodea. Y eso hará que haya valido la pena.